Un mes de vacío

Comentario del 19 de mayo de 2014, lunes, en Radio Marca Tenerife.

Cuatro derrotas consecutivas, las cosechadas por el Tenerife en este último y nefasto mes, no pueden ser consecuencia de la casualidad. El equipo blanquiazul, amarrado el objetivo primordial de la permanencia, se ha despistado de modo clamoroso, hasta el punto de echar por tierra, o casi, sus opciones para pelear por el ascenso a Primera en las eliminatorias finales. La decepción del pasado sábado ante el Córdoba es notoria por lo que significa a efectos clasificatorios: el Tenerife abandona la zona noble de la tabla, ahora es décimo cuando hace unas semanas era cuarto y aspiraba con fundamento a lograr el ascenso por la vía rápida. Todo se ha estropeado en partidos como este ante el Córdoba, resuelto por la mínima en sentido desfavorable, porque el conjunto de Álvaro Cervera ha sido incapaz de anotar un gol en 360 minutos.

Cuatro partidos, cuatro derrotas por 1-0 en encuentros que el Tenerife quizá pudo al menos empatar, pero de los que salió de vacío y cada semana con peores sensaciones que en la anterior. Lo del Jaén fue mala suerte y el Girona nos pilló en un día tonto. Las Palmas no fue superior, pero marcó en el descuento, mientras que el Córdoba lo hizo al principio pero tuvo la suerte precisa para defender su mínima renta en una segunda mitad en la que el Tenerife mereció al menos anotar un tanto. Pudo ocurrir en el remate de Ayoze Pérez que repelió el palo, pero también el joven prodigio blanquiazul anda peleado con la fortuna, de modo que su racha goleadora se ha detenido en seco. Bruno sacó un cabezazo en los últimos minutos que pudo asimismo haber significado el empate, remate bien resuelto, sin embargo, por el guardameta visitante. Fueron pocos argumentos ofensivos los de un Tenerife que llega agotado al tramo final de la temporada. ¿Es esto criticable? Pues qué pregunta tan difícil. Por un lado hay que decir que todos hubiéramos firmado la situación actual tras contemplar el pésimo inicio de temporada que hizo nuestro equipo. Al mismo tiempo, es obligado recordar que varios jugadores concretos han cargado con el peso de los partidos durante muchas semanas consecutivas, quizá demasiadas. Por tanto, es hasta cierto punto normal este bajón en la curva de rendimiento, y más aún si varios futbolistas andan pendientes de resolver su futuro deportivo, por los motivos que sea, legítima ambición personal o falta de pericia en la secretaría técnica del club blanquiazul. Así que el Tenerife empezó muy mal, hizo un tramo medio de temporada imperial y vuelve a fallar en los últimos encuentros del curso. Este es el relato de una temporada que escribirá sus últimos capítulos en tres jornadas de máxima exigencia para los nuestros, ante tres equipos que también pelean por apurar sus últimas opciones de ascenso. Mientras sea matemáticamente posible, hay que lucharlo, aun y cuando las fuerzas estén al límite y la fortuna no acompañe, como de hecho ha ocurrido en este último mes. Deportivo y Eibar han sido los mejores equipos de la categoría, y se merecen claramente el ascenso directo, porque sólo el Barcelona B, por su inmenso y joven talento, les ha dado un poco de réplica. Las Palmas perdió ayer en el campo del Real Madrid Castilla y ha sido demasiado irregular como para pensar en el salto de categoría sin pasar por el duro trago de la eliminatoria final. Esto es una ruleta rusa en la que hay muchos invitados: Murcia, Sporting de Gijón, Córdoba, Recreativo, Sabadell y también Tenerife. Vamos, sin acritud, a pedir un último esfuerzo a los nuestros. La esperanza es lo último que se pierde y quedan tres fechas aún por disputar.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.